Blogs de Libros de la Ballena

Blog de Charlotte Temple

Susana H. Rowson

Traducción de Juan Antonio Garrido Ardila
Prólogo de Elena Medel

Libros de la ballena. Los oficios del libro

Fecha: 11 .06. 2011 | Hora: 12:30 h / 13:30 h | Lugar: Pabellón Universidades Públicas Madrileñas y UNED

Aquí os dejamos los datos de la Presentación de Libros de la Ballena en la Feria del Libro de Madrid, a la que estáis todos invitados. Esperamos que os haya parecido de interés la información que hemos ido publicando en el blog. Nosotros estamos muy contentos con el resultado de los libros y con todo lo que hemos aprendido en el máster. Si alguien quiere saber de edición, recomendamos que se apunte al Máster de Edición UAM-Versus.
Si queréis dejar algún comentario, no esperéis al último momento, ¡¡le quedan 3 días al blog!!
Gracias a todos,
Los editores de Charlotte Temple

Parece que vamos llegando a la meta. El camino desde octubre ha sido largo y no siempre fácil, pero todo toca su fin y la verdad es que estamos encantados con el resultado. Ayer, martes 24 de mayo, asistimos a la presentación de las novedades de Libros de la Ballena, nuestra editorial, en la Universidad Autónoma de Madrid, donde algunos compañeros tweetearon: @librosballena (podéis entrar para ver sus comentarios).

Agradecemos a todos los implicados el haber hecho posible la publicación de los libros. Y también a los ponentes que los presentaron: la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el Departamento de Publicaciones de la UAM, la Facultad de Filosofía y Letras, nuestros profesores, Eduardo y Versus. Gracias a todos ellos.

Versus, nuestra distribuidora, trajo ejemplares de los cinco libros que hemos editado: Los oficios del libro, El pescador de esponjas, Pequeñas historias de la Gran Guerra, Los artistas del hambre y Charlotte Temple. Podéis imaginar lo emocionante que nos resultó tener los libros por fin en nuestras manos.

Os invitamos desde aquí a la presentación de nuestros libros en la Feria del Libro de Madrid, que tendrá lugar el día 11 de junio a las 13 horas en el Parque del Retiro, Pabellón de Universidades.

Esperamos que os hayan resultado interesantes nuestros comentarios y haber conseguido que os picara un poco la curiosidad por la novela.

Podéis aún visitar el blog un tiempecillo, que todavía no termina el temporizador. Y ahora ¡todos a leer nuestros libros!

Lecturalia publicó hace algún tiempo dos artículos (primero y segundo)  sobre la dificultad que entrañaba ser escritora en el S.XIX. Si bien los artículos se centran en principio en las escritoras españolas y aunque Susanna Rowson vivió a caballo entre el S. XVIII y el S. XIX, algunas de las tesis del artículo son perfectamente aplicables a nuestra autora:

“Y es que ser mujer española y novelista no era algo extremadamente vergonzoso, siempre que supieras cuál era tu lugar y te limitaras a escribir novelitas moralistas o románticas para otras mujeres moralistas y románticas”.

En el artículo también se menciona otra de las preocupaciones fundamentales de Rowson, la educación de la mujer:

“El mayor argumento a favor de la educación de la mujer surge a raíz de su papel como educadora principal del ámbito doméstico: educar a la madre significaba educar de manera eficiente a los hijos.”

Pero Rowson no abogaba por la educación de la mujer únicamente para proporcionar a su familia un entorno intelectual, ella creía en el trabajo de la mujer fuera del ámbito doméstico, pero sólo en ciertas profesiones, según afirma Juan Antonio Garrido Ardila en su apéndice a nuestra edición:

“Susanna Rowson comprendía bien las inquietudes de muchas mujeres solteras que habían recibido una educación académica y que anhelaban poder desarrollar sus aptitudes fuera del hogar. Ella misma fue una infatigable trabajadora, aunque también tuviese que atender las necesidades domésticas de su familia. Suponía la autora, sin embargo, que a la mujer casada solo le era lícito ejercer como profesora e institutriz —profesiones que ella desempeñó—. ”

Por suerte, las cosas han cambiado mucho desde entonces.

Ayer 4 de mayo se nos informó de algunas noticias relacionadas con el máster y su futuro. Su nombre será “Máster de Edición – versus UAM: taller de libros”. A partir de ahora versus será la distribuidora y este año el servicio de publicaciones de la UAM nos dará los ISBN. Ya está registrada también la marca “Libros de la Ballena”, con sus dos colecciones: recuperación de novelas y autores comtemporáneos. La página web del máster también está en marcha para dar información a los nuevos alumnos. ¿Qué pasará con la recuperación de libros de La Tinta del Calamar? Eso todavía está por ver… La presentación de los cinco libros será el 25 de mayo en la facultad de filosofía de la UAM y el 11 de junio será en la feria del libro de Madrid.

Como todos sabéis, el pasado 23 de abril fue el día del libro. (¿Qué comprasteis?, ¿qué os regalaron?). Hoy, 27 de abril de 2011, la Comunidad de Madrid celebra La Noche de los Libros. 

El lema es ¿Me regalas un libro? Este año participarán 164 librerías y bibliotecas cuyas puertas no cerrarán hasta la 1:00 de la madrugada del día 28.

Se desarrollarán en 36 municipios madrileños más de 500 actividades: conciertos, representaciones teatrales, maratones de poesía, encuentros con escritores, debates, etc.

Como novedad, este año se estrenan una serie de iniciativas en la Red. Desde Dosdoce.com y a través de Twitter se retransmitirán paso a paso los principales actos y se realizarán twittervistas (entrevistas en formato Twitter) dinamizando la web social a través del hashtag #nochedelibros que sirve para agrupar en la plataforma todas las conversaciones alrededor del tema e incitar al usuario a participar en la conversación con otras personas. De esta forma, se compartirá todo lo que ocurra en esos lugares a los que habrá gente que no pueda asistir.

El programa de La noche de los Libros está en el siguiente enlace: http://www.madrid.org/lanochedeloslibros/

LA NOCHE DE LOS LIBROS

Para aquellos que sois de Madrid, o simplemente estéis de paso, el Museo Thyssen-Bornemisza recoge bajo el título “Heroínas” una colección dedicada a la figura de la mujer a lo largo de la historia de la pintura.

Las obras se dividen según la naturaleza de sus modelos: ménades (personificaciones del erotismo, embriagadas la mayor parte del tiempo pero capaces de despedazar a un hombre cuando la furia las invade); magas que transforman en animales a los hombres; atletas como Atalanta (¿Sabíais que Atalanta es uno de los leones que tiran del carro de la diosa Cibeles? El león que la acompaña es su esposo Hipomenes) hasta llegar a las solitarias mujeres de Edward Hopper (Charlotte habría sido la modelo perfecta para un cuadro de Hopper).

Ahí os queda el link, queridos, lectores, por si os pica la curiosidad, aunque sea un poco.

http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2011/heroinas/

Hotel Room, Edward Hopper

La semana pasada tuvimos la suerte de contar con tres profesionales de la edición digital: Silvano Gozzer (Anatomía de la Edición), que vino a hablar de su experiencia en plataformas para comerciar con el libro electrónico; Arantxa Mellado (Ediciona), sobre redes sociales, para dar a conocer nuestros libros e intercambiar opiniones con nuestros lectores; José Ramón Trujillo (Sial-UAM), sobre creación de contenidos web. La verdad es que agradecimos sus aportaciones porque muchos no estamos muy al día en esto de la edición digital y para una parte del gremio será un segmento importante en el futuro del libro.

Con Charlotte Temple estamos ultimando detalles antes de mandar la obra a imprenta: corrección de maqueta, que significa que una vez que tenemos las pruebas de maqueta en mano hay que releer y señalar si quedan errores ortotipográficos y comprobar que todas las palabras están en el tamaño de letra que deben estar, en función de si son títulos de capítulo, texto corrido, notas a pie, etcétera. También hay que comprobar que las palabras partan bien a final de línea, que no se queden páginas muy cortas ni líneas viudas o huérfanas (una línea de un párrafo suelta a principio o final de página). Entre otras tareas, debemos ajustar a pliegos nuestro libro, que es, por resumir, que las páginas totales que dé nuestro libro deben ser divisibles entre cuatro; esto es necesario para el trabajo en la imprenta.

De forma paralela, estamos elaborando un plan de comunicación para el libro, que consiste en un briefing comercial, una newsletter y un dossier de prensa. El briefing es para el comercial o el distribuidor de nuestro libro; se trata de explicarles brevemente en qué consiste el libro para que lo presenten a los libreros. El destinatario de la newsletter es el librero, que como recibe muchos libros necesita que le demos datos que hagan distinto nuestro libro, que le muestren por qué aporta un valor especial. Y el dossier de prensa pretende que un periódico saque una reseña de nuestro libro, de forma que sus lectores sepan que está a la venta. ¿Y a vosotros? Con los datos que tenéis, ¿os parece apetecible la novela?

Ahora que casi estamos terminando con las tareas editoriales puras (tenemos un estupendo prólogo de Elena Medel, tenemos la novela editada casi definitiva, tenemos un estudio crítico fantástico de nuestro traductor, Juan Antonio Garrido Ardila, tenemos una primera maqueta del libro), llega el momento de centrarse en las tareas promocionales.

El problema (si es que se le puede llamar problema, que yo creo que no) de esta novela es que ha sido uno de los libros más leídos en EE UU en los últimos 200 años, libro de cabecera de miles de personas, comparable en importancia a La cabaña del tío Tom. Todos estos son argumentos de venta excelentes: no somos nosotros quienes decimos que esta novela merece la pena, la avalan un millón y medio de personas. Con semejante cifra, casi no debería hacernos falta promoción.

¿Cuál es el problema, entonces? Pues, precisamente, la responsabilidad que representa esa enorme masa lectora que trae la obra a sus espaldas. Ahora es nuestro turno de convencer a los lectores contemporáneos de que Charlotte Temple es tan imprescindible como los libros con los que formamos nuestro gusto lector, ya sea Moby Dick, El guardián entre el centeno o Las aventuras de Tom Sawyer, por poner sólo tres ejemplos. En el contexto actual, a pesar de todas las herramientas de comunicación que tenemos a nuestro alcance para promocionarnos, no podemos aspirar a tener un millón y medio de lectores, pero no por ello vamos a renunciar a intentarlo; al contrario, vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que todo el mundo sepa quién fue Charlotte Temple y para que se emocione leyendo la obra. ¿Alguna idea?

Ayer tuvimos en el máster la visita de un responsable de programación cultural de la Fnac,  por ello, quiero plantear la eterna cuestión: ¿se debe permitir que las grandes superficies se coman a las pequeñas librerías? ¿Qué opináis?

A mí me gustan la Fnac, la Casa del Libro, las grances superficies, pero también las románticas librerías de toda la vida, y no entiendo por qué no podemos hacerlas compatibles, que convivan juntas.

El martes 15 de marzo visitamos la distribuidora Asspan, fue muy interesante porque nos enseñaron todos los departamentos y nos explicaron su función. Además, nos regalaron unos cuentos de una colección. Queremos dar las gracias también desde aquí a Hugo por permitirnos visitarle.

¡Muy buenas, queridos lectores!

¡Aquí andamos de nuevo, “Charlotteando” un poco! en estos días hemos hecho muchos progresos por lo que andamos bastante emocionados. Ya se empieza a ver la luz al final de este largo túnel. Pero aún nos queda trabajo, sin lugar a dudas.

Esta tarde hemos estado debatiendo qué hacíamos con el aparato crítico del traductor de la obra. Nos ha quedado claro que es muy importante, pero como no podemos incluirlo todo, hemos seleccionado lo que a nuestro juicio nos parece indispensable para la comprensión de la obra. ¡Así podréis disfrutar de Charlotte en todo su esplendor!

 

Queridos lectores:

En este oficio de hacer libros, seguimos avanzando con nuestro proyecto. Esta semana hemos dado una serie de pasos importantes:

El traductor de nuestra obra, Juan Antonio Garrido Ardila, ha aceptado las correcciones ortotipográficas y de estilo que le propusimos. Esta tarea no es sencilla pues creó en nosotros cierta incertidumbre, ya que teníamos en conocimiento a través de las clases que negociar las correcciones con los autores y traductores puede llevar su tiempo entre idas y venidas de mails. Por suerte nosotros tuvimos una respuesta rápida y favorable: nuestro traductor aceptó todas las correcciones, así podremos continuar con la producción del libro. ¡Gracias, Juan Antonio!

El prólogo es otro escollo en un libro. Después de pensar en escritores que puedan redactar un prólogo para la novela, nos decantamos por Elena Medel que es una joven poetisa andaluza, que empezó su carrera a los dieciséis años y que ahora es reconocida en toda España. Ella ha aceptado la propuesta de escribir el prólogo para nuestra novela y estamos encantados por ello.

Estas son las novedades de momento, seguiremos narrándoles las noticias de nuestra experiencia de editar libros.

Gracias por seguirnos.

“Uno de los elementos narrativos que más atrajo a los americanos fue la supuesta autenticidad de la historia de Charlotte. A mediados del siglo XIX corría por Nueva Inglaterra el rumor de que, en una ocasión, un sujeto se jactó de no haber derramado jamás lágrima alguna por Charlotte; otro caballero, sorprendido por tal afirmación, le desafió a acabar la lectura de Charlotte Temple sin llorar. Se acordó fijar una apuesta de cien dólares, como se relata en el prólogo de la edición de Barclay de 1865, que perdió el lector, quien no pudo contener el llanto antes incluso de acabar la primera parte”

Del estudio de J.A.G. Ardila, traductor de nuestra edición

El marketing es un aspecto primordial en el proceso de edición. Puedes crear  el libro más maravilloso del mundo (una historia que engancha, una edición impecable, incluso con una ilustración de portada creada por Picasso resucitado) pero no servirá de nada si la noticia no llega al público.

Publicidad en el punto de venta como expositores y escaparates; en prensa, radio, televisión o internet;  presentaciones que te permiten fidelizar librerías y acercarte a los lectores, premios literarios, promociones que ofrecen regalos al lector (o futuro lector) y ferias del libro son los puntos clave donde dar a conocer tu obra.

Hay mucho que hacer frente a este panorama, las ideas bullen hasta que un montón de cifras (como pesan las condenadas) te hacen bajar de las nubes para volverte a colocar en el prosaico suelo: “Eh chicos, no olvidéis que tenemos un presupuesto”.  ¿Qué hacemos entonces?

Internet: blogs, redes sociales como Facebook o Twitter, videos virales… son formas de promocionar el libro de una forma económica. Un ejemplo, ¿habéis oído hablar alguna vez de Valeria Oriol? Esta adolescente tiene un blog donde comenta sus impresiones sobre el mundo, lo que siente, lo que vive. Con una sola particularidad: Valeria Oriol no existe, es un personaje nacido de una obra de ficción que cobra vida en la red. ¿Podéis imaginar qué diría Charlotte si volviese a la vida, por ejemplo, en Facebook? ¿Con qué frases actualizaría su estado? Se aceptan sugerencias…

Charlotte Temple dice: Qué bien interpreta el Clave bien temperado de Bach este caballero… le van a llover enaguas cuando finalice la función.

(La Rue Like this)

Hasta la próxima, queridos lectores.

Mucho se ha escrito sobre la educación de las mujeres. Cómo ser una buena hija, una buena madre, una buena esposa.  Charlotte es el ejemplo que cualquier joven de la época NO debería seguir, y aunque ahora nos parezcan unas ideas antediluvianas,  es una forma de ver el mundo que no nos queda demasiado lejana.

La Cartilla moderna de educación para niñas, publicada en 1929, refleja muchas de las ideas impresas en  Charlotte Temple.  Aquí os dejamos unas páginas de ese manual de buen comportamiento que ilustran el afán moralizador hacia la niña y posterior mujer.

Y puestos a controlar, deben vigilar hasta su risa…

Página del libro Convivencia social (Formación familiar y social) Carmen Werner Bolin. Ed. sección femenina de la Falange

En fin queridos lectores, sed buenos (o no) y reíros abiertamente siempre que el cuerpo os lo pida.

Cuando se piensa en la edición, lo primero que nos viene a la cabeza es el trabajo sobre el texto: la corrección ortotipográfica y de estilo, cotejos con el original, tareas de redacción… pero eso es solo una parte. Editar un libro implica funciones de todo tipo, desde el diseño hasta el  marketing  y la promoción.

En estos momentos nos encontramos en lo que podíamos llamar “fase de las relaciones”. Tratar con el texto es relativamente sencillo, él nunca va a decirte que no (es lo bueno de los objetos inanimados) pero luego, inevitablemente, llega el momento de rendir explicaciones a las personas de carne y hueso.  La colocación de una coma o decidir si tal o cual palabra va con mayúscula, todo eso ha de pasar por la aprobación del escritor, o del traductor en nuestro caso.

La traducción de Charlotte Temple corre a cargo de J.A.G. Ardila, quien además de proporcionarnos su interpretación del texto, también  ha realizado una increíble labor de documentación que nos ha ayudado a comprender la época de Charlotte, a tomar conciencia de la repercusión que tuvo en la sociedad americana y a conocer las ideas y pensamientos de la autora, Susanna Rowson;  en definitiva a ver y entender una sociedad y unas ideologías tan distintas a las nuestras.  (Un dato curioso es que Charlotte Temple y la misma Susanna Rowson llegaron a ser consideradas como feministas. Para entender por qué “es un dato curioso”, hay que leer la obra…  por el momento tan solo citaré unos versos de Susanna:

To merit their protection, love and care;

With useful knowledge be our heads well stor´d

While in our hearts we every virtue hoard.

These rights we may assert, and tho’ thought common

These; and these only are the Rights or Woman.

En: http://www.archive.org/stream/miscellaneouspo00rowsgoog/miscellaneouspo00rowsgoog_djvu.txt. Aquí encontraréis más poemas de Susanna Rowson). Esperamos poder incluir parte del trabajo de documentación realizado por Ardila en nuestra obra porque es francamente interesante.

Bueno, pues ahora es el momento de explicar al traductor el porqué de nuestros cambios que, ante todo, deben ser justificados.  Es el momento de dejar un poco de lado el papel para relacionarse con la persona. ¡Ya os contaremos qué tal sale!

Salud y buena compañía, queridos lectores. Esperamos poco a poco acercaros a esta “irreflexiva hija de la locura”.

Queridos lectores:

En un principio leímos la novela e hicimos la labor del corrector ortotipográfico y de estilo; es decir, leerla en papel con un bolígrafo rojo en mano y corregir todo lo que considerásemos necesario. Resultó divertido, pues algunos pecamos de corregir poco y otros demasiado. Recordamos que estamos en proceso de aprendizaje.

El siguiente paso ha sido introducir esas correcciones en un archivo de Word, que se ha convertido en un documento de consultas para el traductor de nuestra novela. Él decidirá si se cambia lo que le proponemos o no.

De forma paralela, vienen a darnos clase al máster profesionales del sector de la Edición; esta semana pasada, por ejemplo, estuvo Desirée, la encargada del diseño y de las cubiertas de nuestra editorial. También muy interesante fue la clase con un agente literario y una scout. Un agente literario es el encargado de conseguir contratos de edición a los autores; se encargan de conseguirles buenos contratos con editoriales para que publiquen sus libros. La figura del scout aún en España no está muy explotada; un scout trabaja para un editor extranjero y le busca libros en español que cree que pueden encajar en su catálogo. Ejerce de investigador y debe conocer con mucha profundidad el mercado en el que se mueve.

Esto es todo de momento. Seguiremos narrando en el blog cuestiones en torno al libro que nos parezca que os pueden interesar.

Muchas gracias por seguirnos.

 

¡Hola lectores!

Bienvenidos al blog, que con tanta ilusión, os ofrecemos. Somos alumnos del Máster de Edición de la UAM y desde aquí os vamos a ir contando nuestros progresos con la obra que estamos editando, Charlotte Temple, y que podréis encontrar próximamente en las librerías.

Tenemos mucho que contaros, así, de primeras. Puede que alguna vez hayáis visto por ahí la editorial “La Tinta del Calamar”. Somos sus herederos, pero hemos cambiado de nombre, ahora somos (recordadlo bien) Los Libros de la Ballena. (Huele un poco a Moby Dick, ¿verdad?)

Lo que os vamos a ofrecer, queridos lectores, son dos colecciones. En la primera habrá un poco de todo, convivirán clásicos del Siglo de Oro, autores del XIX y XX, españoles, extranjeros…

La segunda colección estará dedicado a jóvenes talentos de la literatura española.

Estad atentos al blog, porque os contaremos nuestras idas y venidas con los proyectos editoriales que llevamos a cabo, en general y con Charlotte Temple, la obra que nos concierne, en particular.

See you soon!